Seguimiento de la fabricación de prendas deportivas

La gimnasia ha sido primordial para el desarrollo del pequeño, estimo que en este país se tiene que fomentar bastante esta disciplina pues proporciona valores como el colaborar en equipo y la convivencia en competición, valores que pueden ser elementales en nuestro formato de vida de nuestros días para nuestro crecimiento personal. El ejercicio nos favorece esforzarnos y competir con el resto, 2 de las cualidades precisos para sobrevivir en este planeta capitalista.

Los norteamericanos que han sido los pioneros de este formato educan a sus progenitores en sus colegios y en los institutos con un importante % de disciplinas enfocadas a la gimnasia, construyendo equipos de todo tipo de juegos que contienden con lo demás de escuelas produciendo una competencia saludable. Tal vez ello ha sido la circunstancia del crecimiento de las rentas de la sociedad por el hecho de que los forman para ser empresarios y competitivos y ni siquiera para depender de la administración como ocurre en ciertos países de Europa donde muchos de sus habitantes a lo básico que aspiran son en transformarse trabajador público para laborar únicamente en calendario de mañana.

Si podemos disputar en este planeta por el hecho de que las normas que nos han impuesto son estas debemos de modificar nuestro formato educativo y también estimular el juego en lidersport no solo en los colegios de primarias e institutos, además en los centros universitarios donde desaparece absolutamente el ejercicio físico. Podríamos ocupar más tiempo a los distintos deportes en la universidad fomentando las competiciones deportivas y que el desarrollo de dicha participación posea un premio para el pupilo en forma de ayudas ó descuento en las tasas universitarias que han incrementado su coste estos últimos tiempos por los limitaciones estatales.

En el ejemplo que me pongo a rememorar mi niñez, estimo que en mi 1ª etapa estudiantil, en el instituto de educación primaria, conseguía realizar más ejercicio que en las etapas posteriores, se hayaba variados clubs tanto de botas de fútbol, como balonmano en todos los institutos de mi urbe que pugnaban durante el transcurso del curso escolar y después el campeón local de las variadas especialidades deportivas rivalizaba con el campeón de las otras poblaciones dejando un ganador provincial. Esas contiendas se practicaban con gran cantidad de grupos de distintas edades para compensar los enfrentamientos deportivos.

Para los pequeños de los variados colegios se trataba de un privilegio integrarse al equipo de su instituto y jugar con los otros contendientes de los los demás centros escolares. Se fomentaba el trabajo en grupo entre otros valores básicos para el crecimiento como personas.

Además alcanzo a recordar que cuando alcanzamos a la edad de catorce años más ó menos, debimos trasladarnos del colegio al instituto de educación secundaría y todas esas ligas desaparecieron lo exclusivo que existía era una materia que le denominaban educación física, donde te podías hallar educadores de todo estilo, desde el típico vago que nos llevaba a las instalaciones deportivas y nos proporcionaba varios balones de basquet y fútbol a fin de que pasáramos el tiempo durante la hora que permanecía la hora lectiva hasta la peculiar señorita que eso de salir al aire libre a practicar a ciertos deportes no le agradaba y nos exigía en el pabellón de deportes indoor a desarrollar pruebas deportivas de gimnasia física, unos cuantos de mis compañeros debido a su peso y estructura le era muy bien difícil desarrollar tal actividad, arriesgándose a dañarse físicamente en ciertos ejercicios.

Incluso, en último punto, que en el momento que adquirí el ritmo universitario y necesité regresar a modificar de lugar educativo aprendí que el ejercicio físico permanecía desaparecido totalmente de las disciplinas necesarias, que si querías elaborar algún ejercicio debías ser tu mismo el que encontrases esa opción dentro ó fuera del circuito universitario. Por supuesto había carencia de ubicaciones de juegos en la Universidad para poder atender a la demanda deportiva de todos y cada uno de los alumnos que permanecían inscritos en estos puntos, hablamos de universidades públicas no privadas.

Termino mi post elaborando una aseveración de que debemos adaptar este apartado dentro de la modificación educativa, realzando el provecho del juego en las universidades donde no se tiene nada , ni disciplinas ,ni competiciones de fútbol ó balonmano o bien otros deportes, menciono a estos 2 deportes por el hecho de que han sido los más solicitados a nivel de nuesto país y los más seguidos por todos, dato que han erigido a los profesionales del fútbol en referentes mundiales con lo cual no estoy de acuerdo, mas ello es asunto para otro momento.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn