Muchas piezas de joyeria vienen bañadas en oro

Dentro del cuarto de cualquier fémina habitualmente se encuentra un estuche que contiene collares y además piezas de bisutería antiguas que ya para nada se las ponen puesto que las tienen oxidadas o incluso por no recuerdan que las tienen.

Un gran número de estas piezas asi como esclavas y colgantes no se deben desaprovechar si se frotan tranquilamente para que resplandezcan del mismo modo que en pasado.

Muchas de estas piezas eran de colores plateados y dorados ya que se habían hecho con aleacciones que con el paso de los años o incluso el fresco han enmohecido. Lo que en un principio tenemos que hacer va a ser concretar el tipo de mineral y naturalmente el tono que presentan en la actualidad.

Muchas joyas ya vienen bañadas en oro pero con el paso de los años desaparece del metal original y de ningún modo se puede recobrar esa tonalidad debido a que sería necesario chaparlas de nuevo en oro y sin duda es más adecuado hacernos de una sortija actual, siempre y cuando se trate de un mineral que no suba mucho de precio ya que al ser de plata buena son más caras.

Los colgantes de plata se estropea más que la mayoría de los metales y sin duda cuesta más limpiarla. Cuando necesite limpiar algunos aretes deberá de hacerse de un trapo limpio y seguidamente darle con ímpetu con objeto de que el tono oscuro se elimine, sin embargo si permanece lo ennegrecido existen sistemas que suelen funcionar como el jugo de limón, el carbonato ácido de sodio o la pasta dentrífica. No utilice componentes químicos que podrían dañar la plata auténtica y a la vez podrá causarle heridas en las manos o los ojos al tocar ese líquido.

Si en su caja hay muchas sortijas y pendientes de plata y desea que no se le oscurezcan deberá frotar estas piezas de joyería con ayuda de compuestos adecuados.

En ocasiones dentro de esas cajas tenemos pulseras personalizadas baratas que están destrozadas de manera que han de llevarse a un comercio especializado con objeto de que nos las arreglen, sin embargo la mayoría de las veces es bastante más caro que reparlas con algunos sistemas que puede aprender en internet.

Vemos mujeres que no adquieren un estuche con objeto de guardar sus gargantillas de modo que las meten dentro de cajoneras, y haciendo esto se pueden perder joyas debido al desorden.

Las hembras conservan un gran número de piezas de joyería y lo más apropiado será hacernos de un joyero amplio de algunos apartados con la intención de colocar de un modo sencillo cada gargantilla. Los guardajoyas se consiguen en grandes almacenes asi como en joyerías donde va a poder seleccionar el que le agrade más y por supuesto se acople al sitio que posea en la residencia. Acuérdese de colocarlo donde no sea fácil encontrarlo por si pretendiesen robarle.

Las joyas de gran valor se presentan dentro de cajas con el objetivo de protegerlas de golpes y arañazos, en muchos domicilios se pueden encontrar sortijas que han costado mucho dinero. Si va a estar fuera de casa unos días y no tiene alarma en su residencia, lleve esas joyas a un lugar seguro, porque pueden adueñarse de ellas los maleantes dado que no pesan mucho e incluso si se da el caso de que son de oro pueden forjarlo y llegar a un trato con personas sin ninguna consideración que más tarde lo usan con el objetivo de hacer anillos.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn