(English) As the years passed all the males made use of these jewels

Tener imaginaciones eróticos puede ser asiduo igual en hombres como en ellas, germinan de la imaginación como   una manera   de complacer experiencias ó situaciones, que por una circunstancia, no  las conseguimos llevar a cabo ó no las necesitamos consumar, por ello se comenta ” la imaginación al poder ” el sexo masculino pueden ser más visuales  en sus imaginaciones, les interesa hacer, y también dejarse dirigir, sin embargo las mujeres pueden ser mas sentimentales.

La fantasía ha sido una parte de la existencia que el 100% deseamos disfrutar, con las  fantasías  se reavivan pasiones, se alejan miedos.

Es una manera variada,  para contrarrestar  la repetición  a la que nos reconocemos inmersos  en varios   momentos de la realidad,   asumiendo que el placer enfunda y motiva a todos los actores de nuestra fantasía.

Existen ocultas o compartidas, ardiientes, apasionadas, dependiendo de su grado, la modalidad es poco más o menos impensable  y cambian  con su práctica.

Consumarlas en corto plazo, resulta un reto, suerte ó una frustación, pero continuamente nos sacan de la costumbre   y su monotonía, a la vez que conocemos más nuestra  sexualidad.

Las escorts   pueden ser cómplices, discretas y proactivas   que  hacen   las ficciones en la alternativa  más auténtica   y trata de consumar   deseos únicamente imaginados en sentimientos   muy cercanas a la existencia.

Estas escorts se convierten en enfermera erótica. No existe nada más especial que compartir sueños con alguien, que no tienen prejuicios,  no varía su manera de observarte y te da el placer al máximo.

Imaginaciones eróticos de la mujer

1. Fantasías con su acompañante (las legítimas). Lo destacable de esas fantasías ha sido que se tiene muchas posibilidades de que se  conviertan realidad. Obtener hacer el amor de manera salvaje,tener sexo en la playa, en el suelo, en casa de un amigo, emplear juguetes propios de un sexshop.

2. Hacer el amor con una chica que no ha sido tu cónyuge. Con una relación anteriores, con un amigo, con alguien nuevo. Conseguir una afinidad de pareja no convierte que automáticamente les dejen de atraer el hombre o que no seamos capaces de  pensar en    ocasiones de la juventud  cargadas de frenesí

3. Sexo con otra fémina. En la señora no existe tan fácilmente  las manías sexuales con esa clase de costumbres    igual que en el chico  y por lo normal no se imagina con chicos conocidos además con alguien que conoce como saciar aquello que se reclama.

4. Dirigir o sentirse la manejada. Poe ejemplo que nos azoten, Hacer el amor de manera desbordado o duro, etc. (sin violencia). Pueden ser imaginaciones el cual la chica solamente comunica a su cónyuge cuando la naturalidad o la vinculación de pareja es bastante alta, suele ser una forma de necesitar  desenfrenarse, pero a la inversa además suele ser común manejar sujetos que nos domina o que alberga mucho poder o energía.

5. Conseguir gozo oral. Ha sido el sueño por autonomasia que provoca bastantes estados apasionadas, en el que el prototipo de chico que nos encanta se vuelve loco por satisfacer con el recibir gozo con la lengua igual como un siervo  y que  disfruta tanto como tú.

6. Deseo maternal. A ellas les permite vivir la seguridad de que su príncipe azul no se transformará en humo en un tiempo, su deseo por ella es perenne y intercalar su código genético con el tuyo, puede ser el sumun de la lujuria eterna.

La verdad nos muestra que esta imaginación tenemos que moderarla, sale prohibitiva

7. Hacer el amor en grupo. Las imaginaciones por ejemplo  hacer tríos, observar a diversos, etc nos da a apreciar que deseamos olvidar los escrúpulos de la pasión y la manera de reafirmarlo es en compañia.

8. Frenesí tipo Hollywood. Haber sido tan  fascinante que el ser amado   no debe aguantar su deseo  y haga percibir como una Venus y que en su realidad sea impensable otra mujer. Un romance clase “lo que el viento se llevo”.

9. Ser  stripper o escort. Ha sido una fnatasia en la cual un chico les da por satisfacer los antojos eróticos y vestidas de doctoras nos permite percibir irrefrenables, controlando  el arte del frenesí regresando chiflado a un hombre en la cama sin pudor y sin que influya la clase de relaciones eróticos.

10. Erotismo casual o ” aquí te pillo aquí te mato”. Ha sido el venerado deseo porque si, nos apetece y ya llegó sin tabues, un desconocido para un momento de gran deleite independientemente del espacio en el que nos encontremos. Dichas ocasiones suelen finalizar en gatillazo casi siempre.

Sueños ardientes del hombre

1. Sueños con su pareja. Esperan participar en sus imaginaciones con la persona que se selecciona para cónyuge, puede ser imaginarla como un papel sensual, hacer el amor en locales públicos, en la oficina, en el lavadero, en un baño publico, etcétera…

2. Deseo con una extraña. Ha sido una clase de percibir otra vez la lujuria, el frenesí desenfrenado, sería con una íntima, una conocida, una relación del pasado o icono de la televisión.

3. Que sus parejas se masturben para ellos. El ver a la fémina deseosa de deseo masturbándose, le hace mostrarse codiciado con la misma fuerza  que él, es una imaginación donde el espejo de sus deseos provoca una percepción de poner en común simple  gozo y satisfacerla puede ser el mejor de ellos.

4. Frenesí con la boca. El deseo con la boca resulta una forma de ejercer sexo que nunca hace bastante tiempo solamente lo hacían las escorts  y los ennoviados negaban esta clase de vivencias, por lo que la fantasía  es vivir que lo hace por que posee tanto como tú y disfruta similar ó más que en el momento que él se lo realiza.

5. Frenesí. A los chicos les cautiva hacer el frenesí anal puede ser una medida de sentir el dominio absoluto de su señora y por la gloria de la metodología el gozo para los chicos es esplendoroso.

El ano resulta una parte erógena, mucho más para los chicos que para las mujeres, por algo se dice que el punto Erógeno de los varones se haya en esa zona, esta clase de vivencias no se asocia ninguna preferencia de relación en claro, el tocar esa zona delicadamente con el dedo provoca un agrado espectacular, para los que quieren probar emociones máximas, experimentadla, no la olvidaréis.

6. Dominación. Las ganas de dominar a su cónyuge presenta como fin  conseguir gozar para desembocar a un gozo que la enloquezca, siempre que el deseo consiste en que te posean ( que te aten los tobillos ) ser utilizado sexualmente provoca un éxtasis al cual no te podrás frenar dejándote llevar por  su voluntad la cual desea empujarte al orgasmo más impensable de tu realidad

7. Hacer el amor con 2 o más mujeres. Sentirse sobradamente  robusto  para saciarlas a todas con variados momentos excitantes, ser ansiados como un dios del Olimpo produce un subidón de la lascivia totalmente genial.

8. Ver a su esposa con otra señora u otro señor o el único con algún hombre. Ver a su señora ser palpada y teniendo relaciones con una chica genera  una impresión de agitación ya que al fin ellos las domina a esas 2. Sin embargo el mirarla con algún sujeto le hace percibir antojos de tenerla aportar el el deseo que ella pide.

En el caso que el deseo es a solas con otro sujeto no supone ser homosexual  también la curiosidad de  tocar un cuerpo que conoce perfectamente y con el que te da experiencias semejantes.

“intentar cada vez te da plenitud”

9. Voyeur y exhibicionismo, orgias. El lado contrario del erotismo de carácter mesurado y no público, es la exhibición, percibir como uno no acata las normas de la buena moral produce un gozo absoluto, es desear desatarnos del sentido desgraciado del pudor, mirar que otro (voyerismo)  u   otros   practican sexo estimula esta sensación de gozo simple y sin topes.

10. Transformarse en una escort. Resulta una creatividad en la que el lugar afeminado que todos los señores tienen, desea probar el extender de los sentidos, hacerse  íntegramente diferente y disfrutarlo con frescura y sin verguenza para aquello la lencería, disfraces, plataformas, tangas etc. les hace percibir ser la persona que desean probar, esa fantasía no entraña algún estilo de feminización del señor resulta un juego más mental que corporal.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn