El caballero de la actualidad está muy interesado por las piezas de joyería

Desde el principio de la historia ha utilizado sustancias que le proporcionaba la naturaleza para vivir más cómodamente. Pero además, como elemento ornamental se manejaban piedras y metales.

Para empezar se esculpieron las sustancias minerales compactas y luego se domaron los elementos puros con características metálicas. Esta situación hizo que empezaran a surgir otros oficios.

Los pendientes, collares, colgantes con nombre, anillos, etc. no se quedaron al margen de todo este proceso debido a el ingenio de los individuos competentes que forjaban el cobre, la plata , el oro, el hierro, el bronce y la cornalina, el cuarzo, la amatista, el jáspe y el ónice.

Al usar la cornalina, la amatista, el jáspe, el ónice y el cuarzo para gacer colgantes, anillos, pendientes, etc. surgió un oficio distinto, la identificación de las piedras preciosas. Se creía que algunos minerales escasos, duros y brillantes aliviaban ciertas dolencias, muchas no se querían porque no daban buena suerte a pesar de todo esto otras traían prosperidad a las personas que se las ponían.

Con el transurso de los años, el crecimiento económico permitió que algunos elementos químicos capaces de conducir electricidad y calor y determinados minerales se empleasen en la metalurgia.

Las piezas de joyería se refinaban cada vez más. Con sólo verlas se sabía el poder adquisitivo de la persona. Y por supuesto por las esclavas, sortijas, gargantillas, pulseras, etc. que portaba una mujer o un hombre era posible conocer la implicación política e incluso si practicaba el cristianismo, el judaismo, el hinduismo, etc. .

Muchas joyas que compramos en nuestros tiempos provienen de hace miles de años.

Al hablar de piezas de joyería estamos aludiendo a algo que es muy valioso, como pueden ser anillos, pulseras, collares, pendientes, etcétera, que se fabrican empleando la esmeralda, el zafiro, el rubí o el diamante y naturalmente con metales valiosos.

Las esclavas, sortijas, gargantillas, pulseras, etc. hacen que las féminas luzcan más su belleza, y sin duda son un signo de refinamiento.

El caballero de la actualidad está muy interesado por las piezas de joyería de onlysilver. Tiene una gran variedad complementos, como son colgantes, gemelos, aretes, alfileres de corbata, sortijas, pendientes, etcetera. Se usan elementos como por ejemplo la aleación de hierro con pequeñas cantidades de carbono o aleación de cobre y cinc y además se les pone napa, una sustancia natural o sintética elástica, etc. pero sin duda la plata y el oro suelen utilizarse más.

Las alhajas de los varones son en realidad menos espectaculares que las alhajas de las señoritas, no llevan amatistas, rubíes, alejandritas, lapislázuli, etc..

Acuérdese de que si lo prefiere es bonito dar un toque de singularidad a un reloj, unos gemelos, una pulsera, un colgante, etc. para que sea diferente.

En las páginas webs disponemos de bastantes negocios que se dedican a esto.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn