Durante la civilización que nació al aguparse los asentamientos ubicados en las en las riberas del cauce del rio

A lo largo del tiempo los collares, anillos, relojes, collares, pulseras personalizadas, etc. se han concebido para chicos y chicas, en la mayoría de los continentes. Su principal cometido ha sido el ornamental y el estético.

Los primeros brazaletes, collares, adornos que se llevan prendidos en la ropa, etc. proceden de En el tercer continente con más extensión territorial del mundo, concretamente en el período que antecedió a la aparición de la historia escrita.

Hace siete mil años se presentaron esclavas, gargantillas, alianzas, aros, etc. de un metal compuesto de atacamita, brochantita, antherita, crisoloca y cuprita.

Durante la civilización que nació al aguparse los asentamientos ubicados en las en las riberas del cauce medio y bajo del nilo las piezas de joyería simbolizaban estatus y también poder eclesiástico.

En la civilización griega de la antigüedad no llevaban casi nunca broches, alianzas, esclavas, pendientes, etc. y si utilizaban joyas era en mostrarlas en público. Se utilizaban para hacer un regalo y por supuesto las mujeres llevaban sortijas, pulseras, gargantillas etc. de cara a manifestar su belleza y riqueza.

Cuando los ciudadanos de roma dominaron europa, se empezaron a hacer joyas diferentes. La joya más habitual era el adorno con gemelos con iniciales que se llevaba prendido en la ropa, de ese modo realzaban la belleza de la prenda. Usaron una gama muy amplia de materiales, puesto que contaban con muchos recursos en el continente europeo. Creaban cierres, collares, pendientes y brazalete. También crearon adornos que cuelgan de una joya, como por ejemplo de un broche, pendiente o collar y dentro se metía perfume. Las señoras lucían sortijas, aretes, esclavas, prendedores, gargantillas, etc., y los caballeros llevaban alianzas.

La época renacentista y la época en la en la que británicos, portugueses y españoles recorrieron practicamente el planeta tuvieron importantes repecusiones en la joyería en Europa.

Cuando napoleón fue coronado emperador de los franceses. Los profesionales de la joyería comenzaron a diseñar joyas para ponerse en la cabeza, en las orejas, en los dedos, en las prendas, en las manos y en el cuello que combinasen entre si.

Los cambios sociológicos, políticos y económicos y sin duda las modificaciones de las condiciones de producción permitieron que aflorará un estrato social que disponía de medios económicos que podía adquirir adornos que se llevaban prendidos en la ropa, esclavas, aros, gargantillas, alianzas, etc..

A día de hoy las nuevas maquinarias además de la utilización del laton, zinc, acero, cobre, etc. han dado lugar al diseño de joyas más modernas, y también con precios asequibles.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn