Dentro de su estuche tiene muchos anillos

En el aposento de cualquier dama comúnmente existe una caja donde mete pulseras personalizadas y también imitaciones de otros años que a día de hoy en ningún momento se ponen puesto que las tienen oscurecidas o también porque no se acuerdan de que las tienen.

Algunas de estas joyas asi como collares y pulseras pueden ser útiles si las limpiamos con serenidad para que reluzcan igual que años atrás.

Muchas de estas piezas eran de color dorado y plata ya que se construyeron con aleacciones que con el paso de los años o también el viento se han oxidado. Lo que en un principio ideal es comprobar la clase de metal y naturalmente la tonalidad que tienen en la actualidad.

La gran mayoría de las sortijas ya vienen bañadas en oro no obstante más tarde o más temprano se oxidan y de ningún modo se puede conseguir de nuevo ese tono ya que sería necesario chaparlas de nuevo en ese apreciado metal y será bastante más barato adquirir una nueva, en el caso de que se considere un metal poco costoso porque cuando son de plata auténtica están más valoradas.

La plata cotizada envejece bastante peor que otros minerales y por supuesto cuesta mucho mucho más limpiarla. Cuando necesite limpiar los aros tiene que hacerlo con un trapo que no esté manchado y posteriormente darle sin miedo para que el color negro desaparezca, no obstante si no da resultado existen soluciones más eficaces como serían el jugo de limón, la pasta dentrífica o el carbonato ácido de sodio. En ningún momento use compuestos químicos que podrán chamuscar ese metal y sin duda va a poder dañarse los ojos o las manos al caerle ese líquido.

Si dentro de su estuche tiene muchos anillos y aretes de plata buena y pretende que no se le estropeen debería de frotar estas piezas de joyería con ayuda de compuestos buenos.

En algunos casos dentro de esas cajas hay piezas de joyería que están destrozadas y por tanto tenemos que llevarlas a una tienda especializada con objeto de que nos las arreglen, aunque en la mayoría de las ocasiones resulta bastante más caro que arreglarlas empleando algunos sistemas que se encuentran on line.

Observamos sujetos que no se hacen de una caja con el propósito de tener sus alhajas de manera que las almacenan dentro de cajoncillos, de ese modo pueden perderse piezas por no estar organizadas correctamente.

Las mujeres conservan gran cantidad de anillos y lo mejor es tener un joyero con pulseras personalizadas y amplitud que contenga muchos apartados y así poder ordenar de un modo sencillo cada gargantilla. Los guardajoyas se venden en hipermercados y por supuesto en comercios especializados en donde podrá optar por el que le guste más y naturalmente quepa en el espacio del que disponga en el hogar. Recuerde ponerlo en un lugar seguro porque puede que intenten robarle.

Las joyas muy valiosas se ponen en cajas con el propósito de preservarlas de golpes y rasguños, en muchos domicilios es fácil que haya gargantillas muy caras. Si se va de vacaciones y no tiene un seguro por robos en su residencia, traslade las joyas a un sitio seguro, pues pueden cogerlas los saqueadores dado que no pesan mucho y sin duda si se da el caso de que son de oro podrían moldear el metal y venderlo a joyeros indecentes que luego lo emplean con la intención de fabricar otras joyas.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn